LA CONTINUIDAD DE LA RESISTENCIA

Luego de un largo viaje con los dirigentes de la Comuna Kichwa "El Edén", llegamos a Quito el día 09 de marzo de 2020, a pesar del largo recorrido por las carreteras sinuosas de la Amazonía ecuatoriana, disfrutamos el viaje, era un viaje de camaradas.

Lo dirigentes de "El Edén" - el "paraíso del petróleo" como dice Santiago Santi- previamente habían recorrido cuatro horas desde su comuna hasta Francisco de Orellana, Coca, navegando por el río Napo, en su canoa llamada "La Voladora".

Llegaron a Coca el día sábado 07 de marzo, y enseguida nos reunimos con el Obispo de Aguarico, Monseñor Adalberto Jiménez, los dirigentes le contaron los años que llevan luchando por su territorio, y la relación de apoyo que el Vicariato les ha dado, en especial el trabajo que Achakaspi, José Miguel Goldáraz, Juan Carlos Andueza y Federica Peters. Entre los dirigentes estaba Santiago Santi, él es uno de los fundadores de la Comuna, un kichwa de una resistencia histórica y una lucidez mental envidiable, sus palabras tienen una mezcla del runa shimi (kichwa), español y formulaciones - a mi parecer- de la filosofía kichwa - si en realidad puede haber una separación entre el pensar y decir en los kichwas-

Otro de los que estuvo es Abelardo, él tiene ceguera completa de un ojo y con el otro ve muy poco, es un hombre extraordinario, de gran voluntad, percepción y memoria incomparable, lleva los recuerdos de la Comuna desde su fundación, y muchos de esos recuerdos son de la mala relación, los abusos que las empresas petroleras han hecho a la Comuna; Carlos Tapuy es otro de los dirigentes históricos, es un kichwa alto y de ceño fruncido, muy claro al hablar en defensa de su Comuna.

La comisión kichwa estaba complementada con la presencia de dirigentes jóvenes, entre ellos Freddy, el joven presidente de la Comuna y de una energía sin igual, Yolanda, hija de Santiago y mujer de una voluntad inquebrantable. Una comisión que ejemplifica el decir-haciendo, que enseña con la práctica de los mayores a los jóvenes.

Al día siguiente, a media noche, emprendimos el viaje a Quito, cerca de 7 horas de viaje en una buseta alquilada por la Comuna, al llegar a Quito varios dirigentes comentaban que visitaban la ciudad a los 6 años, otros a los 3 años.

El presidente de la Comuna, cerca del puente del Wambra, en el parque El Ejido, dividió la comisión en dos, la primera iría al edificio central de Petroamazonas, y a resolver los trámites para la creación del Centro de Turismo Comunitario, en la primera comisión estaba Carlos Tapuy y otros dirigentes jóvenes como el secretario de la Comuna, la segunda comisión tenía la mayor parte de dirigentes antiguos sin dejar de lado a los jóvenes, esta estaría a cargo de una reunión en la Universidad San Francisco para tratar el convenio entre la institución y la Comuna, y la reunión con el equipo legal de la Universidad.

El joven presidente y su voz de mando, tenía un control de toda la situación, a las comisiones se sumaron el contador y coordinadora turística de la Comuna, que se dividieron en las comisiones y sus cometidos.

Los destinos en Quito son distantes y complejos de llegar, entre bromas los kichwas decían que con un mes en Quito se podían conocer toda la cuidad pero navegar en el Napo no es fácil, que ellos siguen al delfín para saber por donde ir en el río Napo.

Las reuniones se cumplieron cronométricamente, al medio día todos se reunieron en un solo lugar para almorzar o más bien desayunar, y hacer pequeñas charlas, entre los comentarios que habían, preguntaron al tesorero de la Comuna si no le molestaba estar sin comer, él respondió que "si es por el bien de la comuna, está dispuesto".

Que esos deseos de bien se mantengan y de seguro nos darán la victoria.

 

Powered by OrdaSoft!

Rocafuerte y 6 de Diciembre
Francisco de Orellana (Ecuador)
+593 06 288 1645

000545785