LA POBREZA DE LOS JÓVENES, DE LAS COMUNIDADES KICHWAS

Me han invitado a dirigirme este día a los jóvenes. La mayoría de Uds. son de las comunidades kichwas. Esta es una concentración de jóvenes kichwas.

Se me ha ocurrido hablarles de la POBREZA. Una cosa rara, porque por jóvenes, los ricos son Uds. y yo el pobre viejo. Uds. La verde primavera de la vida y yo el invierno blanco. Uds. El futuro de la sociedad y la sociedad (padres, profesores, gobernantes, mayores…) la sociedad caduca.

Con frecuencia las cosas más claras son difíciles de definir y de entender. Eso ocurre con las ideas de POBREZA- riqueza. VIEJO – joven.

Nos han hecho creer que la POBREZA es la imposibilidad ECONÓMICA de satisfacer las necesidades básicas, o es la falta de recursos materiales que impide llevar una vida humana digna y también, que la POBREZA lleva a la negación de los derechos fundamentales (visión economista).

Más importante que esto es: ¿Cómo comprender los juicios de valor que hacemos de los POBRES? sobre todo si no son pobres, sino empobrecidos. ¿Qué dicen los POBRES de todo esto?

La POBREZA la podemos entender de dos maneras: A) Como carencia real de bienes o plata. B) La conciencia que la cultura tiene de la pobreza, y la idea que nos quieren imponer.

Vamos a pensar sobre esto último:

  • Nos quieren civilizar haciéndonos creer que nosotros, JÓVENES somos POBRES, que nosotros INDIGENAS somos POBRES. Nos han convencido de ello, lo creemos y así nos vemos: ¡SOMOS POBRES DE SOLEMNIDAD!
  • ¿Por qué quieren “civilizarnos” haciéndonos creer que somos pobres? (los objetivos del milenio) –Para hacernos parte de un tipo de sociedad económica que ellos manejan, para hacernos objetos de consumo y meternos en el mundo del mercado y de la plata. ¡Pensemos que así dejaremos de ser POBRES!. Y ¿Si no lo somos?
  • De esta manera, a) Han metido en la cabeza de los jóvenes la idea de que tener plata (cosas modernas, vestidos a la moda, amistades, diversión, independencia…) y consumir, llena la vida y hace felices. b) A los mayores nos han vendido la idea de que tener trabajo, un cargo público, familia estable, una buena jubilación, relaciones… es lo máximo, encanta, da tranquilidad. c) El mercado tiene la consigna de llenarnos la vida de necesidades que hay que satisfacer con multitud de objetos materiales y modos (maneras) de vida moderna, y así les resulta el máximo negocio, colaboran con el desarrollo.
  • En la práctica las “políticas” para erradicar (quitar de raíz) la pobreza: “reducir, combatir, poner fin a la miseria...” están produciendo grandes crisis y preocupaciones en nuestras familias, en nuestras cabezas y corazones jóvenes (suicidios, depresiones, complejos de inferioridad, bulling, acoso sexual, violencia, alcoholismo…). Nos están llevando a una crisis civilizatoria ¡Nos han hecho a todos pobres! Y eso es una vergüenza insoportable para todos.
  • ¡Hay que salir de la pobreza sí o sí! ¿Qué vamos a hacer los jóvenes?
  • Para el sistema que nos ha hecho pobres y nos dice que la lucha tiene que ser ¡salir de la pobreza! LOS POBRES SON NECESARIOS para mantener SU riqueza, y si no HAY POBRES TENEMOS QUE INVENTARLOS para que la riqueza se concentre más y siga viniendo.
  • Este es el circo en el que nos han metido, jóvenes, y en el que participamos con gusto. Esta es la rueda de feria que jira sin fin. Es un círculo vicioso que nos está dejando sin límites físicos, sociales y éticos. Físicamente están acabando con los recursos de la naturaleza (la excusa es: combatir la pobreza, tener educación, salud, bienestar). Socialmente se acaba la paz (guerras, droga, pandillas…), éticamente se rompe la comunidad y sus valores (emigración, violencia, inequidad…) y por otra parte aumentan los pobres y las modas pobres: pantalones y ropas rotas, corte de pelo a lo pobre, comida a lo pobre, ¡todo es carísimo!
  • “En la mesa servida” nos ofrecen dos platos diferentes y nos comemos los dos; el plato de la plata y el plato de la pobreza, servidos lo dos por los mismos: los gobiernos (política) y la plata (comercio). No hay diálogo entre estas dos ideas: se impone la una por la fuerza, el poder, la ley y lo que no quiere que veamos lo camuflan con los ejercicios de ocultamiento o invisibilización (control de la prensa, la información, la propaganda, la plata en los bancos, el lavado de plata…)
  • El resultado es la corrupción, el engaño, la envidia: la salud pasó a las petroleras, la educación al sistema (no existe ni la intercultural ni la bilingüe).

 

Voy a hacer algunas preguntas para que pensemos:

  • ¿Qué idea de “cultura” indígena está en la cabeza de la sociedad blanco- mestiza?
  • ¿Qué idea de “pobreza” Está en las cabezas del gobierno?
  • ¿Qué efectos tienen las políticas económicas de integrarnos al progreso, al desarrollo?
  • ¿Qué decir sobre la diversidad de culturas, formas de vida y diferentes sociedades?
  • ¿Cómo influyen las políticas de propaganda para cambiar la familia y el diálogo social por el “marqueting” y el individualismo?
  • ¿Es bueno caminar durante la juventud sin justicia social y sin justicia ambiental?
  • ¿Nuestro futuro estará en una modernización capitalista/ occidental/ desarrollista?
  • ¿Los jóvenes y los indígenas estarán en el subdesarrollo y sus formas propias de vivir serán las del subdesarrollo: “Los ni-nis”: ni estudio, ni trabajo, ni plata, ni casa, ni nada propio…?
  • ¿Será lo mismo la visión de la pobreza, desde los valores de la sociedad mestiza/occidental/desarrollista y desde los valores y la visión cultural indígena?
  • ¿Los jóvenes e indígenas son rebeldes?

De un discurso de Rafael Correa: “Esos gritones, a la brava, mal educados…me llenan de profunda tristeza, porque eso es el subdesarrollo… un nivel de diálogo primitivo… Esa gente en un país desarrollado no llegaría ni a coordinador de los pisos de una casa… Eso indica inmadurez, el nivel de subdesarrollo, la pobre calidad de nuestro pueblo, su bajo nivel académico y capacidad intelectual…” = ¡No entendía en absoluto el sentido de la cultura indígena!

La sabiduría indígena sobre la pobreza es positiva: tener el mínimo suficiente (necesario); los opuestos complementarios, la armonía; la acumulación es un mal social; el mayor atributo de Pachayaya es el ser igual. La igualitaridad dignifica al hombre, a la naturaleza y a los espíritus, la justicio se da en la igualdad, equidad y armonía: todo es don, “sumak kawsana”.

Lo indígena no es una alternativa más a la alternativa para solucionar “la crisis civilizatoria” de la pobreza, es “OTRA” sabiduría cultural, “OTRA” manera de pensar y de vivir.

Los indígenas son de cultura ORAL (palabra comunitaria). Responder a la palabra de la comunidad es responder al bien, a la verdad, a la justicia, a la vida, a la naturaleza, a los espíritus. Todo participa y se relaciona en igualdad en el “samay”: ESPÍRITU DE VIDA. Culturalmente tiene poco que ver con la ciencia y el conocimiento blanco- occidental de opuestos excluyentes ni, aún con la visión bíblica de opuestos absolutos (sí con Jesús).

Las culturas amazónicas no son pobres, ni en recursos naturales ni en valores humanos. Las culturas occidentales parece que son bien pobres en las dos, pues vienen a robarnos lo uno y lo otro por apropiación ilícita o por destrucción. Nos han convencido de que somos POBRES al conquistarnos e imponernos a la fuerza su derecho

Ellos son ricos en ciencia, tecnología y filosofía: esto nos ha deslumbrado, conquistado y convencido

¡Jóvenes, ricos en recursos naturales, valores humanos, sociales, espirituales y culturales: defendámoslos y vivámoslos! ¡Nuestro mundo es posible!

José Miguel Goldáraz

 

Rocafuerte y 6 de Diciembre
Francisco de Orellana (Ecuador)
+593 06 288 1645

000116654